REVISTA ESCOOLTURA

¿Criamos niños genios o estupidos?

¿Criamos niños genios o estupidos?

Hace algunos años la NASA contrató a dos científicos: el Dr. George Land y el Dr. Berth Jerman, con el fin de evaluar el potencial creativo de su personal. Estos dos científicos crearían el método para determinar si tenían gente inteligente o estúpida.

El resultado fue muy favorable para la NASA, pero los doctores decidieron ampliar el estudio y para ello seleccionaron a 1500 niños entre los 4 y 5 años a los cuales les dijeron que propusieran nuevas ideas y enfoques a ciertas problemáticas, el resultado de genios fue de 98%.

A estos mismos 1500 niños les hacen nuevamente el mismo test a los 10 años, y descubrieron que sorprendentemente el porcentaje de genialidad bajó al 30 %.

A cumplir 15 años estos niños repitieron la misma prueba y descubrieron que el resultado se fue al 12 % de genialidad.

Posteriormente los científicos hicieron una cuarta prueba con adultos y descubrieron que solamente el 2 % de ellos pudieron considerarse genios. Esto les permitió sacar una serie de conclusiones, las cuales son las siguientes:

Existen dos formas de pensamientos claramente definidas, una es Divergente y la otra es Convergente, las cuales viven constantemente en conflicto. La Divergente es la forma de pensamiento que explora nuevas posibilidades, soluciones o alternativas, mientras que la Convergente es la forma de pensamiento en la cual la mente solo juzga, crítica y evalúa.

Usted debe saber que en cuestiones de imaginación y creatividad lo divergente acelera y lo convergente frena. En las escuelas o colegios cuando los niños empiezan a imaginar o crear y los maestros les suelen decir “eso ya se intentó”, “esa idea es estúpida”, “eso no va funcionar”, estos son una especie de sensores y lo que sucede con esto es que la Mente Divergente con los años va perdiendo la batalla contra la Mente Convergente hasta que la Divergente queda cerrada con candado. Con este tipo de tánicas nos enseñan a pensar con el miedo y que otra alternativa será inútil.

A medida que nos vamos involucrando en la sociedad nuestros padres, familiares y amigos empiezan a cargarnos de esas frases como éstas —impidiéndonos que seamos creativos—, pero recargadas por gente que ya viene predeterminada a ser (y lo es) Convergente.

El escritor Gavin Nascimento que estudia el comportamiento humano hizo unas serie de estudios donde dice “el objetivo de todo esto no es difícil de entender, la escuela como es definida y originalmente se conoce, en realidad es una institución que ha sido fundada desde sus inicios para servir a la clase dominante y no a las necesidades de la gente común.

Para que la llamada “Elite” mantenga su manifiesto y lujoso estilo de vida, donde ellos participan mínimamente —pero que disfrutan al máximo—, esta elite entiende que los niños deben ser embrutecidos lavándoles el cerebro para aceptar y servir a su rapaz sistema de escasés artificial, explotación sin fin y guerra constante”, finaliza.

Si usted se fija en la actualidad, muchos niños que son Divergentes o “Rebeldes” son considerados “enfermos”. ¿Cómo recuperamos nuestra creatividad o ese pensamiento creativo de cuando éramos niños?, la respuesta es simple, quitándonos esos estereotipos sociales y comportándonos con una actitud como si estuviéramos descubriendo todo por primera vez.

 

Fuente:

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response