REVISTA ESCOOLTURA

Cuando tu éxito es una ofensa para otros

Cuando tu éxito es una ofensa para otros

Por Tonny Alemán / Foto: esmas.com

Cuando tu éxito es una ofensa para otros

Hay gente a la que le encantaría que fracasaras, para pintarte un “te lo dije” en la cara. Pero sus deseos —como su suerte— no son los tuyos, y su historia no se parece en nada a la tuya, debes aceptar el cambio favorable que la vida te ha ofrecido. ¿A caso no te das cuenta que con un poco de esfuerzo haz dejado muy atrás su equivalente en resultados con el tuyo propio?

Literal, están ardidos porque se creían los supertalentosos y su ego y ambisión hicieron que las oportunidades se esfumaran muy lejos. Por lo que si tu triunfas, sería una verdadera ofensa para ellos, ya que no te bajaban de pendej@. Lo que tu tienes, que ellos no, se llama ÁNGEL.

Recuerdo que al inicio de su carrera, en una de sus primeras visitas a México, la cantate Laura Paussini le contaba a Veronica Castro durante una entrevista, como ella mientras empezaba a tener éxito también empezaba a perder amigos muy queridos, incluso algunos que conocía desde la infancia. Por otro lado de alguna manera esto se compensaba, ya que también empezaba a ganar nuevos amigos, porque se estaba reacionando con mucha gente nueva de este ambiente internacional de la música.

Paussini se mostraba triste, ya que no entendía por qué sucedía esto, lo cierto es que de alguna manera su éxito afectaba a algunos de sus amigos, mismos que no le daban a ella oportunidad de platicarles o explicarles lo que ella estaba pasando, ellos simplemente se sentían menos… muy desplazados por el arrollador éxito que la cantante estaba teniendo. Mientras que en su nuevo circulo de triunfadora habían muchas nuevas buenas personas, amables y gentiles que la acogían y le deban la bienvenida de algún modo. Situación que de alguna manera equilibraba un poco las recientes pérdidas de sus viejas amistades, al tiempo que iba descubriendo un ambiente de propsperidad en un mundo completamente nuevo.

A este tipo de sucesos yo le llamo a manera de juego la ‘Ley del Subibaja’, ya que cada vez que consideras a alguien como competencia o te mueres de envidia por un incríble logro de esa persona, le estás dando un increíble poder (tu poder) y disminuyes el tuyo.

¿Se acuerdan de ese jueguito necánico al que nos subíamos de niños? Ese que ahora vemos en todas las plazas de las colonias, que cuenta con un eje central y que cuando un niño se impulsa hacia arriba, el otro inevitable y voluntariamente se va hasta abajo. Pues bien, esto que sucede tiene el mismo efecto. Por lo que les aconsejo que en la primera oportunidad que tengan vayan al parque más cercano, vean el subibaja y vean la dinámica que se les presenta ante sus ojos de una manera ‘bastante emocional’.

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

Anal