REVISTA ESCOOLTURA

La última cena de la ciencia

La última cena de la ciencia

La ultima cena de la ciencia:

Hemos visto un sin fin de personajes que de alguna manera resultan interesantes o graciosos copiando la pintura de Leonardo Da Vinci, pero en mi caso nunca me había tocado una que me resultara tan interesante, y que como dice Fabio, el traductor de este texto original en inglés, en esta ocasión se presenta “la última cena, pero con gente que hizo mucho más por la humanidad que los del fresco anterior” u original, al menos así demostrado.

Por orden, de izquierda a derecha: 1.- Galileo Galilei, 2.- Marie Curie, 3.- Robert Oppenheimer, 4.- Isaac Newton, 5.- Louis Pasteur, 6.- Stephen Hawking, 7.- Albert Einstein, 8 Carl Sagan.- 9 Thomas Edison, 10.- Aristoteles, 11.- Neil deGrasse Tyson, 12.- Richard Dawkins, 13.- Charles Darwin.

Si, obviamente no es un reemplazo tal cual de las posiciones originales puesto, que Newton no vendría a ser el Judas de Einstein, sino que es una mesa bien constituída por algunos de los científicos que más valen la pena destacar.

DETALLES: A continuación, por si no sabés por qué está esta gente en esta mesa, te presentamos un breve resumen.

Galileo Galiei: el gran astrónomo, matemático, físico e irreverente quien no temió romper la estructura forzada por la iglesia de ese heliocentrismo que no funcionaba, llevando la teoría de Copérnico al conocimiento científico observando a Júpiter, sus lunas, las fases de Venus, etc. Fue el responsable del surgimineto de la ciencia moderna, desde la iglesia recién le pidieron perdón en 1992.

Marie Sklodowska Curie: porque no basta con ser la primer mujer que se lleva un Nobel en un ambiente ultra machista como la ciencia del siglo XIX y comienzos del XX, además se llevó dos y su hija también uno y no fue de regalo, fue por sus aportes enormes. La teoría de la Radioactividad, descubrió isótopos, trabajó con rayos X, y obviamente se irradió más de la cuenta (su escritorio de trabajo sigue radioactivo al día de hoy).

J. Robert Oppenheimer: no sólo era un gran científico, además era el director del proyecto Manhattan y cuando luego de la guerra se opuso a la bomba fue segregado por el McCarthismo, el Padre de la Bomba Atómica además tiene en su currículum el límite Tolman-Oppenheimer-Volkoff, el proceso Oppenheimer–Phillips, la aproximación Born–Oppenheimer y tantos otros trabajos.

Isaac Newton: acaso podemos decir más del gran genio que nos dio el cálculo y sus leyes de la física, descubrir la gravedad, las leyes del movimiento, de la óptica, la teoría del color, los telescopios reflectores y ser el científico más influyente de la historia, no se le puede pedir más.

Louis Pasteur: quien creó la primer vacuna, realizó los primeros adelantos en la teoría de los gérmenes, fundó la microbiología, creó el proceso de pausterización, trabajó en la lucha contra el cólera, anthrax, y tantas otras. Si, gracias a él estamos vivos la mayoría.

Stephen Hawking: sin dudas el más influyente para mi generación, tal vez el único físico teórico que pudo vender más libros que la mayoría de los escritores de la historia (best seller durante 237 semanas, ponele), calculó que los agujeros negros son invisibles pero emiten radiación, hoy llamada Radiación Hawking y muchos teoremas sobre la singularidad gravitacional. Muchos nos interesamos por la ciencia gracias a él (me incluyo).

Albert Einstein: es sin dudas el que cambió al mundo en el siglo XX, si Newton lo fue en su época, en la nuestra es Einstein el cual tomó prestado de casi todos los que estuvieron antes de él pero logró sintentizar lo que todos los demás no habían podido: La teoría general de la relatividad. Además, claro, de la teoría especial, el efecto fotoeléctrico, la del movimiento browniano, las ecuaciones del campo, condensado Bose-Einstein, la teoría del campo unificada y bueno, E=mc2 para todos.

Carl Sagan: es nuestro guía básicamente, no sólo era astrónomo, cosmólogo, astrofísico y astrobiólogo, su rol más fuerte estuvo en el inspirar a generaciones completas con la divulgación científica. A un lado de Stephen Hawking son los dos que más me influyeron en mis primeros años. Desde la serie Cosmos a su participación en las Voyager y hasta calculando las temperaturas de Venus, pero principalmente luchando contra las pseudociencias.

Thomas Edison: no lo quiero mucho, pero hay que admitir que gracias a él miles se dedicaron a inventar, él sólo poseía más de 1000 patentes de sus inventos, muchos excesivamente “inspirados” en otros, pero lo que nadie le puede negar es que utilizó técnicas y modelos de producción modernos y los impuso en la invención, implementó e hizo funcionar lo que otros no lograban y si bien ahora está de moda Nikola Tesla esa época es sin dudas la de ambos aunque yo hubiese puesto a Maxwell en este lugar.

Aristóteles: porque el filósofo griego también hizo mucho por entender el universo en el que vivimos, es el padre de la ciencia y el primero en utilizar la lógica formal para explicar fenómenos, creía que el conocimiento se podía adquirir estudiando el universo observable, básicamente es quien inventó la lógica.

Neil deGrasse Tyson: porque alguien debía tomar la posta de Carl Sagan e inspirar a toda una nueva generación, es el nuevo científico-ídolo del siglo, y más allá de ser un astrofísico no es conocido por descubrir o inventar sino por comunicar, el nuevo conductor de Cosmos y promotor de la ciencia que hace falta.

Richard Dawkins: tenemos la suerte de poder leerlo en vivo y hasta tener la suerte de presenciar alguna de sus charlas, me encanta porque es un ejemplo del científico ateo sin pelos en la lengua, biólogo, defensor de la evolución, profesor en Oxford, promotor de la ciencia, el uso de la razón, el racionalismo, y una máquina de triturar creacionistas y retrógrados.

Charles Darwin: porque no sólo inspiró los Darwin’s Awards, además es quien nos dio una perspectiva única de la evolución de las especies. Si, ya sabemos que sus primitivos conceptos, valga la redundancia, evolucionaron con respecto a su libro original, pero en la biología nada se escapa a la evolución. Estamos aquí gracias a ciclos y ciclos de cambios, venimos desde aquel primigenio organismo unicelular que a los religiosos les parte la cabeza. Gracias Darwin por haber entendido todo y explicárselo a las generaciones futuras.

Podrían faltar en esta cena científica nombres como Nikola Tesla, Rosalind Elsie Franklin, Volta, Srinivasa Ramanujan, Christopher Hitchens, Daniel Dennett, Kepler, Leibnitz, Arquímedes, Planck, Neils Bohr, Copérnico, Faraday, Heisenberg, Maxwell, Leonardo da Vinci (autor del fresco original), Demócrito, Schrodinger, Pauli, Dirac, Lorentz, Hipatia de Alejandría, Muhammad ibn Musa al-Khwarizmi, Richard Feynman, Von Neumann, Alan Turing, Dmitri Mendeleev, y tantos otros que me olvido porque ni me acuerdo de tantos nombres, pero la realidad es que la mesa de la ciencia es mucho más grande que esta, que sin duda se queda chica.

.
.

Traductor: Fabio
Fuente original: Rational Crank

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

Anal