REVISTA ESCOOLTURA

¿Y tú cuando te casas?

¿Y tú cuando te casas?

Por Angélica Escobedo

Querida amiga esporádica, conocida o familiar casada:De esas pocas veces que coincidimos lo primero (y a veces lo único) que atinas a preguntarme es “¿Y tú, cuando te vas a casar?”, o ¿qué piensas hacer de tu vida? Sé que el noventa y nueve por ciento de las veces me limito a sonreír y decirte que no sé  y el otro uno por ciento tal vez te ignoraré. Pero bueno, ya que ha sido tanta tu insistencia y por si alguien más estaba con el pendiente me he decidido a elaborar una respuesta formal.

En fin, vamos por partes:

¿Qué pienso hacer con mi vida?

Me parece gracioso que nuestro único tema de conversación sea mi estado civil. A veces no estoy segura si tanto interés es porque quieres verme tan feliz como tú o si quieres arrastrarme contigo a la miseria.

De verdad espero que sea lo primero (porque si no serías una perra envidiosa) y siendo así déjame agradecerte tu preocupación y asegurarte que la mayoría de las veces estoy más que contenta con mi vida.

Sí, eso de una familia suena bien, ¡me encanta la idea! pero creo que es injusto que creas que no estoy haciendo nada con mi existencia porque aún no tengo una ni tengo planes a corto plazo de tenerla.

Me alegra que tú ya hayas alcanzado todos tus sueños pero la verdad es que pienso que aún hay algunas o tal vez muchas cosas por hacer antes de decidirme a tomar esa gran responsabilidad que es la vida en pareja, y más aún la maternidad.

Me parece triste y muy mala onda de tu parte que siendo tan mujer como yo y sabiendo lo cruel que puede ser la tan tradicionalista sociedad mexicana con nosotras las solteras, te unas a ella en lugar de apoyarme en la defensa de mi libertad.

Y porque sobre todo, siendo tú mujer, deberías saber tan bien como yo que preguntarle a otra chica ¿Y tú cuando te casas? es una acción que raya en la estupidez y en el mal gusto. Te recuerdo que esa no es una cuestión que yo te pueda responder. No me voy a levantar una mañana y a decir  ¡Ok, ya lo he decidido, me caso en seis meses!

Esa, hasta donde tengo entendido es una decisión conjunta, así que deja de preguntarme algo que no me toca a mí contestar.

Te prometo que serás la primera en saber cuando ésta feliz etapa llegue a mi vida. Por lo pronto, déjame experimentar, crecer, disfrutar, viajar, comer, beber, trabajar, enamorarme, caerme y volverme a levantar sin tener que verte cronometrando el tiempo tras de mí cada vez que nos topamos.

Y si finalmente nunca llega el momento, déjame a mí preocuparme por ello.  No sería tan malo pasar la vida a solas conmigo, me he llegado a caer lo suficientemente bien.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response